Estética

Bioestimulación o Plasma rico en plaquetas


La bioestimulación es una técnica basada en el proceso de regeneración. El procedimiento consiste en procesar la sangre del paciente para obtener plasma rico en proteínas con la que se busca la estimulación de la estructura y calidad de la piel. Puede aplicarse en rostro y manos.

  • ¿Qué  resultados puedo esperar?

Con la Bioestimulación volverás a lucir una piel suave, tersa y sin la mayoría de sus imperfecciones. Podrás mejorar el aspecto de tu piel, darle una mejor textura, tono, color y brillo.

  • ¿Cuánto tiempo de recuperación requiere?

La Bioestimulación es una técnica ambulatoria por lo que no requerirás de recuperación posterior y solamente le tomara de aproximadamente de tres a cuatro horas para completar el procedimiento.

Peeling Químico


El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico, cuyo efecto inmediato consiste en la eliminación de una parte del cutis más o menos profunda, según el tipo de ácido utilizado, así como un efecto tardío de regeneración de la piel, renovando la matriz dérmica.

¿Qué ventajas ofrece?

  • Puede realizarse en cualquier época del año, en cualquier tipo de piel y en cualquier parte del cuerpo.
  • Es rápido, simple e indoloro.
  • No precisa anestesia general ni ingreso en clínica.
  • Un cutis más luminoso, uniforme, compacto y elástico.

¿Quiénes puede beneficiarse?

Son candidatos quienes presenten un envejecimiento facial debido a la exposición solar, hipercromías (manchas), acné, queratosis, flacidez cutánea, pequeñas arrugas, estrías, cicatrices, poros abiertos, etc.

¿Qué sustancias se utilizan?

En un peeling químico se utilizan diversas sustancias: Acido Glicólico, Acido Tricloro Acético, Acido Retinoico, Acido Mandélico.

¿Qué tipo de peeling utilizar?

Hay tres tipos de peeling: superficial, medio y profundo.

El peeling debe ser un tratamiento personalizado para cada paciente. La intensidad del peeling debe estar relacionada con la profundidad de las lesiones y los requerimientos específicos de cada paciente. Nuestra esteticista podrá valorarle de forma gratuita e indicarle qué tipo de peeling le beneficiará de la mejor manera.

Toxina Botúlinica


La toxina botulínica es una proteína que se inyecta en el rostro y que  relaja los músculos faciales, eliminando o atenuando las arrugas. Puede utilizarse para tratar migraña, bruxismo, sudoración excesiva en manos, pies y/o axilas.

¿Cómo se aplica?

El tratamiento consiste en la aplicación mediante inyección  del producto en la zona que da origen a las arrugas. No requiere anestesia y se aplica en unos 10 a 15 minutos.

¿Cuánto dura el efecto?

El efecto se inicia entre 3 a 6 días tras la aplicación y permanece de 3 a 5 meses. Lo recomendado es usarla una vez cada 4 o 5 meses por 2 años, para después poder espaciarla cada 6 o 7 meses.

¿Hay riesgos ?

No. Es un método seguro, sin tiempo de recuperación y pudiéndose incorporar a la actividad cotidiana inmediatamente.

Rellenos Faciales 


El tratamiento de relleno con Ácido Hialurónico es simple, seguro y es realizado por nuestro Director Médico.

La aplicación del producto toma cerca de 20 minutos y el paciente puede volver a sus actividades normales posteriormente.

Además de la utilización en la eliminación de surcos, arrugas y marcas de expresión, el relleno con Ácido Hialurónico también puede utilizarse para remodelar el contorno del rostro y la nariz, aumentar el grosor y el contorno de los labios, proporcionando una apariencia mucho más joven y atractiva.

Duración:

Los efectos del relleno con Ácido Hialurónico pueden durar de 4 a 12 meses, variando para cada persona y organismo, de la indicación de uso y del área de aplicación. El Ácido Hialurónico es lentamente absorbido con total seguridad por el organismo, lo cual garantiza que después de su reabsorción, usted puede optar por rehacer el tratamiento, manteniendo los efectos y beneficios obtenidos desde el primer tratamiento con seguridad total y resultados cada vez mejores.

Carboxiterapia


La carboxiterapia es la inyección de dióxido de carbono (CO2) de forma subcutánea con fines terapéuticos. El resultado final es oxigenar los tejidos, y así estimular el proceso celular y su consecuente estado regenerativo.

La inyección de CO2 modifica la zona y esto hace aumentar el suministro de oxígeno a los tejidos.

Para el caso de la grasa localizada, esto produce una mejora de las reacciones metabólicas originando en  consecuencia una disminución del volumen del tejido adiposo.

USOS:

  • Celulitis
  • Flacidez
  • Dolor crónico
  • Grasa localizada
  • Disminución de cicatrices
  • Reconstrucción de tejidos
  • Eliminación de arrugas superficiales